Cargando contenido

Voluntarios de la zona mitigaron las llamas que amenazaban con expandirse.

Protección ambiental
El municipio no cuenta con un carro de bomberos para mitigar los incendios
Imagen de uso libre- Facebook

Habitantes del pueblo de Charalá, ubicado en el departamento de Santander, hicieron todo lo posible por apagar las llamas que salían de la loma de los conejos, un cerro ubicado en el barrio Oscar Martinez Salazár.  

Personas inescrupulosas serían las causantes de iniciar el incendio forestal que comenzaría a las 8:00 a.m. de este viernes. Miembros del cuerpo de bomberos de los municipios santandereanos de Páramo, Valle de San José, Ocamonte y San Gil fueron alertados de la magnitud del incendio, pero los únicos que llegaron dos horas después a la zona fueron los de Páramo.  

Asimismo, más de 500 voluntarios arribaron a la zona para poder mitigar las llamas que con los minutos se expandían por el terreno natural y amenazaban con bajar a la zona urbana del barrio. 

Lea más: Se registran nuevos incendios forestales en Bogotá

Los lugareños, mediante cadenas en Facebook y WhatsApp, y llamadas telefónicas, solicitaban ayuda, pues la Defensa Civil de Charalá y el cuerpo de bomberos no contaban con los equipos necesarios para controlar la magnitud del incendio.  

Con machetes, baldes, y diferentes instrumentos los habitantes del barrio hicieron una cadena humana para combatir las llamas que avanzaban a gran velocidad. La comunidad charaleña, en compañía de la Policía Nacional y la Defensa Civil, trabajó para evitar la propagación del fuego.  

Hasta el momento el cuerpo de bomberos mantiene la zona controlada, pues se teme que debido al clima las llamas tomen nuevamente fuerza y no se pueda contrarrestar del todo la zona afectada. Las autoridades informaron que por ahora no hay riesgo para la comunidad.  

Lea también: Emergencia en cerro Quitasol de Bello, Antioquia, por incendio reactivado por pirómanos

Se les recomienda a los ciudadanos que visitan las zonas naturales a no realizar ningún tipo de fogatas, apagar los cigarrillos de forma correcta, y no arrojar elementos que propaguen y provoquen incendios forestales como vidrios, espejos, latas y demás materiales inflamables que puedan ser una amenaza para el cuidado y protección ambiental.  

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido