La problemática se viene presentando año tras año

Mortandad de peces

En el municipio de Sabana de Torres, Santander, fue declarada la emergencia sanitaria  debido a una gran mortandad de peces registrada en el río Lebrija, lo que ha generado malos olores, contaminación y pérdidas económicas a quienes sobreviven de la pesca.

Luis Porras, pescador de la zona, aseguró que no ha podido ejercer su labor puesto que no quedaron pescados en el sector de Sabana de Torres y su situación económica empeora con el paso de los días.

“Nuestros hijos y esposas están esperando que lleguemos a la casa con lo del diario, pero llegamos y nos encontramos con que en el río Lebrija no hay peces y no tenemos qué pescar, lo único que nos queda son unas aguas podridas que generan miedo de epidemias y problemas en la piel”, aseguró el pescador.  

Por su parte el concejal de Sabana de Torres, Edwing Pérez, pidió a las autoridades departamentales tomar cartas en el asunto para prevenir esta problemática que se presenta todos los años y que arroja pérdidas económicas y ambientales.

“Necesitamos que vean la problemática que cada año se presenta. Desde el día jueves está bajando pescado muerto y aún no tenemos solución, por eso declaramos una urgencia manifiesta para que vengan a mirar la situación”, dijo el alcalde.  

Sin embargo, la Corporación Autónoma Regional par la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (CMDB) dio a conocer que la sedimentación y la falta de oxígeno fueron las principales causas por las que se presentó la mortandad de peces y que el siguiente paso será retirar los residuos de los animales que murieron en el río Lebrija para evitar mayores contaminaciones en el afluente.

El bocachico fue la especie que se afectó con la mortandad de peces que se presentó en el río Lebrija. El sector de pesca asegura que no han sido retirados los animales y que esto ha generado focos de contaminación y presencia de gallinazos. 
 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido