Cargando contenido



Aunque en Bucaramanga no se aplica la restricción del parrillero hombre como se ha fijado en otras ciudades del país, líderes del gremio de motociclistas y conductores se mostraron en desacuerdo con la decisión adoptada en algunas regiones.

Marco Ariza, vocero de los moteros en Bucaramanga, indicó a RCN Radio que aunque en la ciudad bonita han tratado de plantear dicha posibilidad, hay algunas leyes que impedirían que aplicara la restricción de parrillero hombre.

"No existe una normatividad que permita esta situación, aunque en años anteriores han intentado hacerlo el mismo pueblo lo ha impedido porque perjudicaría a muchas familias bumanguesas. La solución no es prohibir el parrillero porque con eso no se acabaría la delincuencia". 

Por su parte, José Velásquez de la Veeduría Poder Motero, indicó que en la ciudad antes de plantearse la prohibición de parrillero hombre, tendría que reforzarse la seguridad y los controles policiales.

"Hay que aumentar los controles a los motociclistas que transitan diariamente por la ciudad, por eso a  veces suceden los actos de delincuencia porque no se requisa ni a mujeres ni a hombres y eso es fundamental antes de adoptar cualquier otra medida". 

Los bumangueses coinciden en que la restricción del parrillero hombre afectaría a los motociclistas que diariamente transportan a sus familiares.