La protesta de las últimas horas dejó tres mujeres detenidas, entre las que se encuentran una madre de familia y dos estudiantes de la UIS.

Protesta
Imagen Referencial

Como un atentado ambiental que incluye una reducción de sus espacios, calificaron estudiantes y egresados del colegio La Normal Superior, en la que se desarrolla la tala de por lo menos 160 árboles, los cuales están sobre el punto que se requiere para la construcción del intercambiador Mesón de los Búcaros.

Alicia Galindo, egresada del plantel educativo, sostuvo que si bien es cierto que se requiere la terminación de la obra para facilitar el tránsito hacia el oriente de la ciudad, la Alcaldía lo que pretende es construir unos locales comerciales, situación que obligará además, a demoler varias aulas.

La protesta de las últimas horas dejó tres mujeres detenidas, entre las que se encuentran una madre de familia y dos estudiantes de la UIS.

Ricardo Pinto, padre de familia, indicó que la obra nunca fue socializada y ahora viene la Alcaldía a intentar explicar lo que se va a hacer, cuando ya el inconformismo es generalizado y además existían unas medidas cautelares que el Tribunal Administrativo derogó la semana pasada, dando vía libre a la terminación del proyecto.

La secretaria de Infraestructura de Bucaramanga, Fanny Arias, indicó que hasta el momento solo se ha demolido el muro de cerramiento del colegio y no se ha hecho más intervenciones en el plantel educativo.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido