Orlando Ródríguez, uno de los mineros que resultó gravemente herido con la explosión de la mina de carbón 'La Dinastía' en zona rural de Cúcuta, permanece en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica Norte en donde continúa recibiendo atención médica por la afectación general que le produjo la onda explosiva.

Manuel Guardiola, gerente de la clínica Norte, indicó que el paciente recibe transfusiones de sangre y fue sometido a una cirugía debido a la complejidad de las heridas ocasionadas en la explosión de la mina cuando realizaban labores de minería ilegal.

"Él llegó muy comprometido, presentó fractura de clavícula, de reja costal, estallido de vaso por lo que tuvo que ser operado y como tal tiene una afectación general y mayor por el impacto de la onda explosiva". 

Aseguró que su evolución ha sido lenta pero satisfactoria por lo que en los próximos días contemplan la posibilidad de que el personal médico le retire la ventilación mecánica al minero que resultó gravemente herido por el colapso de la mina.

De Wilmer Torres, otro de los heridos en el accidente de la mina 'La Dinastía' se conoció que fue dado de alta de la Clínica Norte en días pasados.