Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Población Migrante
Foto de Cortesia de Gobernación de Norte de Santander
Pese al plan de contingencia que vienen aplicando las autoridades de Norte de Santander, ante la llegada de cientos de venezolanos  procedentes de diversas regiones del país, se teme que colapse los espacios en donde han sido reubicados en los últimos días.
 
El pasado fin de semana se reunió el Gobernador de Norte de Santander Silvano Serrano, con el secretario de fronteras Víctor Bautista, los alcaldes de Cúcuta Jairo Yáñez y de Villa del Rosario Eugenio Rangel con el objetivo de dar a conocer la reubicación de cientos de venezolanos en el puente de Tienditas, pero también para solicitar mayor apoyo a los demás mandatarios de no seguir evacuando población migrante, ante el embotellanamiento que se registra ya en la frontera.
 
 
Desde el inicio de la pandemia hasta la fecha, han llegado a la zona de frontera entre Norte de Santander y Estado Táchira 60 mil venezolanos, 40 mil ciudadanos llegaron en buses procedentes de distintas ciudades como Bogotá, Medellín, Cali, Cartagena y Bucaramanga con el objetivo de ingresar a su país,
 
Mientras que otras 20 mil personas llegaron a pie, procedentes de otros países como Ecuador y Perú, tardaron entre 10 y 15 días para llegar a la zona de frontera.
 
La preocupación se mantiene entre las autoridades de salud, teniendo en cuenta el incremento de casos de covid-19 en el departamento, que asciende a 244 personas contagiadas. Según el último reporte del Ministerio de Salud, en los últimos días se han registrado 60 nuevos casos, el mayor número de personas infectadas se encuentran en Cúcuta, Villa del Rosario, Los Patios y Ocaña.

Le Puede Interesar: Aeropuerto de Cúcuta Camilo Daza se prepara para reactivar vuelos

El alcalde de Cúcuta Jairo Yáñez dijo a RCN que ha solicitado a los demás alcaldes del país "no seguir enviando a Cúcuta a población venezolana, nos obliga a fortalecer los controles frente al turno de salida e ingreso, para evitar desordenes en la ciudad y en plena zona de frontera".
 
El secretario de fronteras Víctor Bautista dijo a RCN " nosotros no hemos creado un albergue, no es un refugió, se trata de un centro de atención sanitario que nos permite atender un número limitado de población migrante, tenemos recursos limitados en materia de infraestructura, recursos económicos y capacidad institucional, en semana y medio podemos seguir con la llegada de población venezolana".
Fuente

Sistena Integrado

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.