Después que la Fiscalía General de la Nación diera a conocer el caso donde varias alcaldías de Santander fueron sujetas a desfalcos mediante un software malicioso, atendiendo la solicitud del ente investigador  un juez con función de control de garantías dictó medida de aseguramiento en contra de 5 personas involucradas en el robo informático a la Alcaldía de Oiba por 45 millones 725 mil pesos. Los asegurados son las personas propietarios de las cuentas a las cuales se transfirieron los dineros públicos de la Alcaldía, ellos son: Gustavo Adolfo Daza Gámez, Silvia Luz Escoria Moscoso, Amira Mercedes Rico Maldonado, Roymare Abel Cervantes Martes e Ildefonso Fernández Porras, quienes fueron capturados por funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía en las ciudades de Barranquilla y Soledad (Atlántico) y Valledupar (Cesar). La Fiscalía les imputó cargos por el delito de hurto informático, teniendo en cuenta la denuncia de la Secretaría de Hacienda que daba cuenta de que un correo malicioso enviado a un computador de la entidad había logrado vulnerar el sistema desapareciendo el dinero. Los hombres serán trasladados a la cárcel de Berlín en el Socorro, mientras que las mujeres serán trasladadas a Chimitá en Girón en el departamento de Santander.