Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Universidades Colegios Clases
MinEducación

Un total de 118 colegios públicos y privados de Bucaramanga regresarán a la presencialidad bajo el modelo de alternancia y con estrictos protocolos de bioseguridad para evitar el aumento de contagios por COVID-19.

El anuncio fue hecho por Ana Leonor Rueda Vivas, secretaria de Educación de Bucaramanga, quien señaló que el municipio se encuentra preparado para garantizar la seguridad de los menores de edad en el regreso a las aulas escolares.

Lea también: Santander en alerta por aumento desenfrenado de contagios por COVID-19

De este modo, a partir del lunes 19 de abril estas instituciones abrirán sus puertas para recibir nuevamente a los maestros, personal administrativo y a los estudiantes.

“Las instituciones que han sido habilitadas, que ya son 118 entre las de educación básica, media y superior, reiniciarán las actividades con presencialidad bajo el modelo de alternancia, según lo dispuesto por la Administración Local. Bucaramanga ya tenía nueve instituciones educativas oficiales habilitadas, cuatro de ellas que iniciaron el pasado 1 de marzo”, señaló la Secretaria de Educación.

Le puede interesar: Copa Libertadores: Hinchas del América de Cali no podrán ingresar al estadio Alfonso López de Bucaramanga

La noticia se conoce en medio de una nueva crisis sanitaria ante el descontrolado aumento de los casos positivos de la COVID-19 en la ciudad.

No obstante la funcionaria enfatizó en que se garantizará el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad en los 118 puntos en los que se recibirá a los niños.

Más información: Indignación en Bucaramanga por video pornográfico grabado en un centro comercial

“Mi invitación como Secretaria de Educación es que reinicien cumpliendo con todos los protocolos, es decir, el uso correcto del tapabocas, el distanciamiento social, el lavado frecuente de manos y cumpliendo los protocolos que han sido diseñados y evaluados por la Secretaría de Salud. Los niños requieren estos espacios formativos y este compartir”, agregó Rueda Vivas.

La funcionaria además indicó que serán los padres de familia los encargados de decidir, mediante un consentimiento informado, si envían o no a sus hijos a clases presenciales, teniendo en cuenta que el municipio está en alerta naranja hospitalaria por el aumento de casos de COVID-19.

Fuente

ALERTA SANTANDERES

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.