Cargando contenido

Foto RCN Radio



Marlene Camacho de Cabrales, madre de Ramón José Cabrales dijo a RCN Radio que ante la angustia que vivían desde hace siete meses por el secuestro de su hijo, realizaron el pago de una parte del dinero que exigía la guerrilla del ELN.

"Nosotros tuvimos que llegar a un acuerdo económico con el ELN, la presión del gobierno logró bajar las expectativas tan altas que tenía el ELN, por la liberación de nuestro hijo", expresó la mujer.

Agrego que aún se le debe dinero al ELN, ante la suma tan alta que exigían, al tiempo que reconoció que están felices porque su hijo regresó a la libertad sano y salvo.

Marlene Camacho contó a RCN Radio que por cuarta vez son víctimas de un secuestro y este último hecho los obliga a salir de la provincia de Ocaña en donde han trabajado por muchos años, pero también con temor a vivir otra amarga experiencia.

Ramón José Cabrales viajó a Bogotá con el  objetivo de realizarse exámenes médicos y análisis psicológicos porque su salud se deterioró con la  pérdida de más de 10 kilos.

Ante la liberación de Cabrales, Marlene agradeció al Gobierno Nacional y a la Iglesia Católica por su presión y lograr que su hijo regresará al hogar, ante los problemas de salud que venía enfrentando en cautiverio.

Por temor en su seguridad y la de su familia, viajó a Bogotá ‘Moncho’ Cabrales

El ingeniero Ramón José Cabrales, liberado el pasado miércoles tras seis meses y medio de secuestro por el ELN, llegó a Bogotá buscando seguridad y tranquilidad para su familia. Encontrar una nueva vida para él y para su familia es su propósito.

Asegura que no se siente seguro en Ocaña, y por eso tres pequeñas maletas y el amor de su familia, serán suficientes para buscar lo que perdió en su tierra.

"Quiero comenzar de nuevo y quiero hacerlo con tranquilidad y con comodidad y por eso estoy aquí en Bogotá, yo creo que por el momento si no encuentro seguridad para mí y para mi familia no puedo seguir en Ocaña, pues no tendré tranquilidad", dijo a RCN Radio a su llegada al aeropuerto de Guaymaral, en la capital de la Republica.

El ingeniero Cabrales asegura que aunque es un tema complejo, pues para su libertad se pagó una parte del rescate exigido por el ELN, le preocupa la seguridad de sus padres y el resto de su familia, por eso le reiteró al Estado la necesidad de garantizar la seguridad de sus seres queridos.