Cargando contenido

Voceros de más de 3 mil personas dedicadas a la erradicaron de coca, denuncian un incumplimiento por parte del Gobierno.

Comunidad del núcleo veredal de Caño Indio en el Catatumbo
Comunidad del núcleo veredal de Caño Indio en el Catatumbo
Elibardo León Estévez-RCN Radio Cúcuta

Cerca de 300 familias de las veredas Chiquinquirá, El Progreso, Palmeras Mirador y Caño Indio, ubicadas en el municipio de Tibú, se declararon en emergencia alimentaria, tras afirmar que el Gobierno incumplió con los acuerdos pactados para avanzar en los trabajos de sustitución de cultivos ilícitos.

Wilder Mora, coordinador de la Cooperativa de Cultivadores de Coca Amapola y Marihuana de Norte de Santander aseguró que al igual que en el año 2017 cerca de 3 mil personas se declaran en emergencia alimentaria en el núcleo veredal de Caño Indio, en el Catatumbo.  

Lea también: Naciones Unidas, preocupada por aumento de cultivos de coca en Colombia 

"Hoy retorna esa crisis alimentaria y humanitaria a la zona como se había declarado hace unos meses, hay una gran preocupación y es que nosotros, con todo el incumplimiento del Gobierno, avanzamos en los planes de sustitución, pero hoy ya es insostenible esta situación" afirmó Mora. 

"Los niños de la vereda El Progreso hoy no tienen la oportunidad de estudiar porque no tienen escuela ni profesor. En Caño Indio, los niños hoy no los están mandando a estudiar porque no tienen para un desayuno, mucho menos para el almuerzo, esto porque los padres no tienen cómo sostener la economía porque ellos quitaron la mata y no les han cumplido", agregó Mora.

Las familias de la zona aseguran que los incumplimientos por parte del Gobierno en los planes nacionales de sustitución de cultivos ilícitos, han generado que no reciban las ayudas y auxilios que necesitan.  

"El piloto de Caño indio quedó sólo en el papel, por el cumplimiento del Gobierno. Hoy eso está estancado no podemos hacer que avance, porque lo único que se ha hecho son caracterizaciones; A las familias solo les ha llegado una mensualidad por un año y el millón 800 que impide el desarrollo productivo de las comunidades a mediano a largo plazo." adujo. 

Le puede interesar: Las tres sentencias sobre uso de glifosato debatidas por la Corte Constitucional 

Mora señaló que esta situación los está llevando a organizar nuevas movilizaciones y vías de hecho para atraer la atención por parte del gobierno nacional.  

"Nos vamos a ver obligados a la movilización. ojalá que no sea un paro muy largo, porque nosotros estamos haciéndole un llamado al gobierno nacional, que nos escuché, que nos cumpla lo que pactó con las comunidades para no llegar a esta situación la cual no queremos", puntualizó. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido