Un fuerte vendaval acompañado de granizo en el municipio de Piedecuesta, área metropolitana de Bucaramanga, dejó varios daños en infraestructura, árboles caídos y caos vehícular.

El Cuerpo de Bomberos de Piedecuesta y la Defensa Civil trabajan en el despeje de vías, las cuales terminaron cerradas por ramas y troncos que cayeron al pavimento, producto del fuerte viento.

Testigos del hecho aseguraron que el fuerte aguacero estuvo acompañado de granizo y fuertes vientos que levantaron techos de algunos establecimientos comerciales de la localidad.

El reporte de las autoridades señala que hasta el momento las pérdidas son materiales y ningún ciudadano resultó herido en medio de la emergencia que azotó a Piedecuesta.