Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Centro de reclusión | Prisión
Centro de reclusión. Imagen de ilustración
Foto: Jody Davis-Pixabay

Se presentaron disturbios en las instalaciones de un centro de reclusión en el municipio de Los Patios, Norte de Santander, después de que se registrara la fuga de siete menores de edad, aparentemente debido a un caso de maltrato por parte de los funcionarios de seguridad.

En rechazo a esta situación, los menores que estaban en el lugar llevaron a cabo quemas y motines que fueron controlados por las autoridades locales, después de varias horas de protestas por parte de los menores, quienes exigían mejores garantías para permanecer en el lugar.

Según los familiares de los jóvenes, el inconformismo de los que están recluidos en el centro de Atención Especializado para Adolescentes del municipio de Los Patios habría sido el detonante del intento de motín, en el que se destruyeron rejas de seguridad, puertas y mobiliario; además, las colchonetas fueron incineradas.

"Nosotros, una vez nos enteramos de lo que pasó, nos trasladamos al centro para ver cómo estaban nuestros familiares. Muchos de los jóvenes dijeron que los maltrataban, pero los ayudara a salir y que defensores de derechos humanos fueran al lugar", dijo uno de los familiares de los jóvenes que están en el centro de reclusión.

Una vez que se presentó la contingencia, organismos de socorro y el cuerpo de Bomberos del municipio llegaron al sitio para atender la situación con máquinas extintoras y controlar el fuego, que no causó daños mayores ni víctimas fatales en el lugar.

Por su parte, Sandra Mora, comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta, indicó que, a pesar de las dificultades presentadas en la zona, no hubo en ningún momento maltrato de unidades de la policía que llegaron a controlar la situación.

"Yo entré y no pasó nada. Quiero que las familias estén tranquilas, que nadie los tocó ni los afectó. No tuvimos que intervenir, nada les pasó. Estuvimos dialogando, y por eso le pedimos a las familias que nos ayuden en este tipo de situaciones", manifestó la oficial.

Por su parte, la Secretaría de Gobierno Departamental, la Personería Municipal, junto con la Defensoría del Pueblo, representantes de Derechos Humanos y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar hicieron presencia en el lugar para garantizar que no se vulneraran los derechos de los adolescentes recluidos en el centro.

Finalmente, con la intervención del grupo de Protección a la Infancia y Adolescencia, la Unidad de Diálogo y Mantenimiento del Orden restableció el control de este centro de Atención Especializado para Adolescentes.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.