Cargando contenido

Foto Archivo



Cúcuta y su área metropolitana se ha convertido en el escenario propicio para los venezolanos que buscan trabajo y mejores condiciones de vida, pero la región  ya enfrenta serios problemas que se deben frenar con la ayuda del Gobierno nacional dijo el mandatario del Departamento William Villamizar.

Agregó el gobernador que se requiere fortalecer el control migratorio en los puentes internacionales ante la llegada de un buen número de venezolanos que buscan trabajo, originando mayor desempleo e informalidad del que vive la ciudad.

“No solamente es Cúcuta, también los municipios de Villa del Rosario, Puerto Santander, Herrán, Ragonvalia, Tibú y Ocaña a donde han llegado venezolanos en busca de trabajo y atención médica, situación que se nos sale de las manos por la falta de recursos ante el gran número de emigrantes” dijo el Gobernador William Villamizar.

Uno de los problemas graves que enfrenta la región es el no pago de la deuda de los 8 mil millones de pesos al hospital Erasmo Meoz de Cúcuta por atención a venezolanos, sin contar la ESE Norte que corresponde a Tibú a donde aún no han girado los 600 millones de pesos por atención a pacientes del vecino país.

Mientras tanto Norte de Santander espera el desembolso de los recursos anunciados en el mes de agosto por parte del Ministerio de Salud en donde exige al Departamento la atención a pacientes venezolanos.

Igualmente aumenta el número de niños del vecino país matriculados en colegios y escuelas del departamento, mientras tanto la gran mayoría de establecimientos educativos no tiene recursos para el pago de personal de vigilancia y aseo general.