Cargando contenido

Más de mil personas han sido desplazadas en los últimos días.

Catatumbo
Foto Cortesía: @edinsonpower

Los enfrentamientos entre el Eln y Epl en once municipios de la zona del Catatumbo obligaron al gobierno departamental a pedir que sea decretada una "emergencia humanitaria", debido al recrudecimiento de la situación que incluso afecta a más de 4 mil menores que están sin clases.  

“Nos preocupa que estos dos grupos armados obligaron a los comerciantes a cerrar sus puertas, amenazaron a empresas de transportes a paralizar el servicio, y cerraron tres hospitales de los municipios de Teorama, San Calixto y zona rural de Tibú”, dijo a RCN Radio en Cúcuta el Gobernador de Norte de Santander, William Villamizar. 

A esto se suma el riesgo que corren los niños y adolescentes al momento de trasladarse a sus respectivos colegios, “por eso se estudia la posibilidad de adelantar las vacaciones, para evitar que tanto los docentes, padres de familia, y los mismos menores vayan a quedar en medio de un fuego cruzado del Eln y Epl”, dijo el mandatario departamental. 

Ante los diversos problemas mencionados, Villamizar solicitó al Gobierno Nacional que se le permita viajar a Quito, Ecuador, para dialogar con los comandantes del Eln, para que se realice un cese al fuego, y de esta misma forma se logren entablar conversaciones con el Epl. 

Igualmente señaló que es importante que la Iglesia Católica intervenga como mediadora ante estos dos grupos armados que originan zozobra entre la población civil 

"La principal causa de la problemática que se vive en el Catatumbo es el narcotráfico; allí los grupos armados manipulan a la población civil a su acomodo, y a eso se suma el incumplimiento del Gobierno Nacional frente a la sustitución de cultivos de coca; eso desmotiva mucho a varias personas que deben mantenerse entonces en la ilegalidad", dijo el Gobernador de Norte de Santander 

Así mismo, el coordinador de la Unidad de Víctimas de Norte de Santander, Saniel Peñaranda, dijo a RCN Radio que la cifra que manejan en materia de desplazados en el Catatumbo aumenta, por enfrentamientos de los últimos días. 

“Los censos se manejan evidencian que en San Calixto hay alrededor de 288 familia y en Hacarí 553 núcleos familiares que abandonaron sus parcelas, por amenazas de ambos grupos y están ubicados en refugios humanitarios”, dijo Peñaranda. 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido