Cargando contenido

Poco a poco la calma retorna a esta región del país, azotada por el conflicto entre grupos armados.

ONU Catatumbo
Twitter

El alcalde del municipio de Tibú (Norte de Santander), Jesús Alberto Escalante aseguró que luego del fin de los bloqueos armados entre el ELN y el EPL en la zona del Catatumbo, las cosas han vuelto poco a poco a la normalidad.

En comunicación con RCN Radio, el alcalde Escalante señaló que confía en que mañana se reactiven las clases en los colegios de esa región del país, y que los docentes hayan llegado ya a las veredas.

"Hay negocios abiertos, la gente ha reactivado sus actividades, poco a poco, lamentablemente sigue el conflicto entre el ELN y el EPL, esperamos que prontamente se llegue a una solución para mejorar las cosas en el Catatumbo y que haya un diálogo asertivo para lograr la paz en esta región", expresó Escalante.

 

Dijo también que el apoyo del gobierno ha sido lento y perezoso, al tiempo que señaló que más que responsabilidad del Presidente de la República o a los altos mandos, la falta de compromiso se debería a los mandos medios a los que calificó de "cositeros".

"A lo largo del tiempo, el Gobierno ha sido lento y perezoso, aunque la actitud del Vicepresidente ha sido ágil y esperemos que sea eficaz en la activación de recursos y proyectos para la región y cuyo al Presidente o a los altos mandos sino a los mandos medios  que son muy 'cositeros' a la hora de apoyar estos proyectos", expresó.

El Alcalde de Tibú sostuvo que acompañará la misión humanitaria que está llevando alimentos a las zonas afectas por el conflicto entre estos grupos armados, para mirar de primera mano las necesidades de estas comunidades.

Expresó que durante esta guerra interna se perdieron más de mil toneladas de fruta que no pudieron ser transportadas a los centros urbanos.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido