Cargando contenido

Por los puentes internacionales Simón Bolìvar y Francisco de Paula Santander se permite el paso de estudiantes y personas enfermas.

Corredor Humanitario puente Simón Bolívar
RCN Radio

Después de 17 días de bloqueo por los puentes internacionales por parte de la Guardia y Ejército venezolano, se ha permitido este lunes 11 de marzo el paso de niños venezolanos que estudian en colegios de Cúcuta y su área metropolitana.

Igualmente, pueden pasar por los pasos legales las personas que requieren tratamiento médico como diálisis, quimioterapia, radioterapia y lo realizan en hospitales y clínicas de Cúcuta.

Aproximadamente son 7.000 pacientes que reciben tratamiento en la zona de frontera de Colombia, y 3.000 estudiantes entre niños y adolescentes que reciben clases y se benefician con el Programa de Alimentación Escolar completamente gratis, esta es la población que ha sido más afectada por los bloqueos en la zona de frontera.

Le puede interesar:  Aproximadamente unos 10.000 ciudadanos están afectados por los bloqueos en los puentes internacionales.

Miriam Ortega, secretaria de educación de Norte de Santander, dijo: “Estamos avanzando junto con Ministerio de Educación y Cancillería en el servicio de transporte escolar, como ha sucedido en los últimos tres años, con el objetivo de facilitar la movilización de los pequeños a los distintos establecimientos educativos”.

Mientras que los diputados de la oposición consideran que por fin responden a la presión de la misma ciudadanía. “Esta apertura se logra gracias a la presión de las madres de los pequeños, quienes han participado en la última semana en distintas protestas de manera pacífica frente a la Guardia y Ejército venezolano, es el triunfo una vez más de la población femenina”, dijo la diputada Gabriela Arellano.

Le puede interesar:  Nicolás Maduro ordenó suspender todas las actividades

Es el derecho a la educación y a la salud, hay que seguir presionando al régimen de Nicolás Maduro, que cada día empeora el panorama económico y social", dijo el diputado venezolano José Manuel Olivares.

Mientras tanto, la Iglesia Católica considera urgente el paso normal para toda la población, al enfrentar escasez de alimentos y la pérdida de la poca comida por el apagón que enfrentaron desde hace varios días.

"Es importante agradecer a Colombia, un país que desde hace tres años nos viene ayudando y que es lógico que con el apagón quienes vivimos en frontera, lo primero que hacemos es trasladarnos a Cúcuta", dijo el padre Esteban Galvis, párroco de Ureña.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido