Cargando contenido

La concentración de la mancha amarilla se dará el 19 de febrero a partir de las 6 de la mañana en varios puntos de la ciudad.

Taxi
Colprensa

El gremio de taxistas manifiesta que tiene muchas inconformidades por las que protestará este lunes 19 de febrero; la primera de ellas, es  sobre el funcionamiento de la tarjeta  metropolitana, en la que se puede transitar en un sólo municipio.

El gremio sigue insistiendo en que esta tarjeta no tenga funcionamiento, pues por esta medida, han sido multados e inmovilizados varios vehículos  afectando su economía. 

La segunda inconformidad del gremio, es la exigencia  de  las autoridades con el uso de la tarjeta amarilla; los conductores  piden que las autoridades no exijan el pago al día de la seguridad social.

Otra de las inconformidades del gremio,  son los operativos que realiza Tránsito de la ciudad con  la revisión del taxímetro. 

Por último, los conductores manifiestan que las autoridades exigen al  transporte público un sin  número de requisitos y a los que se dedican a la informalidad no se les hace ningún control.

Giovani Rueda del gremio de taxistas, aseguró que  se está cometiendo una “masacre” hacia ellos.

"La documentación que se tiene es una obligación pero sabemos que no se cuenta con los recursos económicos, ni necesarios para el pago  de seguridad social; están haciendo  los operativos con la tarjeta de control que se ha convertido en una masacre  hacia los taxistas, estamos hablando  de la llamada tarjeta amarilla en el que  aparecen los datos del conductor,  y nos tienen obligados a  pagar la seguridad social", dijo Rueda.

Agregó que un taxista trabaja mínimo 18 horas diarias,  siendo un turno largo para que como ganancia les quede únicamente 10 mil pesos por día.

" Si usted hace las cuentas,  trabajando 25 días al mes, se ganarían los 250 mil pesos  y que tocaría invertirlos en seguridad social  y no se tienen las condiciones; en este momento el conductor está abandonado por el estado,  pero si lo obligan a cumplir una norma que es imposible de  acatar, eso es una persecución, una masacre y dirección de Tránsito está haciendo cumplir la ley pero deben también mirar la parte social  y saber que no hay condiciones". 

Rueda puntualizó, diciendo que sólo el 7% de los taxistas de Bucaramanga y el área metropolitana  están pagando la seguridad social.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido