Cargando contenido

La Cruz Roja Internacional indica que en un 800% se han incrementado las acciones violentas en Norte de Santander.

Madres de Soacha de víctimas de falsos positivos
Madres de Soacha de víctimas de falsos positivos
Colprensa

Sigue la preocupación de las autoridades en Norte de Santander por cuenta de los enfrentamientos entre bandas criminales y la guerrilla del ELN, que buscan quedarse con la zona del Catatumbo y el control de los pasos fronterizos.

Le puede interesarPuente Hisgaura está listo, responde constructora Sacyr a Contraloría General

El secretario de Víctimas de Norte de Santander, Luis Fernando Niño, dijo que en al menos cinco municipios del Catatumbo se mantienen los desplazamientos forzados, por cuenta de los enfrentamientos entre el ELN, EPL y el Ejército.

Según el funcionario, son aproximadamente 250 mil personas las que se vieron obligadas a abandonar sus propias viviendas; "hablamos de mujeres embarazadas, niños y ancianos (...=) en los municipios de Teorama, San Calixto, Hacarí, El Tarra y zona rural de Tibú, pero este mismo panorama se presenta en Cúcuta, Villa del Rosario y Puerto Santander", dijo Niño.

Este funcionario explicó que en estas zonas "las bandas criminales buscan el dominio de las rutas del narcotráfico y contrabando por las distintas trochas de la zona de frontera. Se tiene el reporte de personas desaparecidas”.

Lea tambiénAlias Clemente sería el nuevo jefe de 'La Oficina'

Desde el año 2014 hasta inicios del mes de abril del año 2019, se tiene el reporte de cuatro mil personas desaparecidas en la región. En los primeros meses del presente año se tiene la denuncia de 23 personas desaparecidas.

“Preocupa que se tiene información de 'casas de pique' en plena frontera, donde se investiga que algunas personas desaparecidas han sido descuartizadas por grupos armados que delinquen en la zona”, dijo Niño a RCN Radio.

Así mismo, Alicia Rojas, coordinadora de la Unidad de Víctimas de Norte de Santander y Arauca, dijo que el último reporte que presenta la región es que hay 291.953 víctimas por la violencia por desplazamiento forzado, homicidios, amenazas y desapariciones.

De igual forma, se han visto afectados 23 mil niños, quienes no han podido asistir a sus clases por cuenta de los enfrentamientos entre grupos armados ilegales. "Son 23 mil menores que en varias oportunidades se ven obligados a no ir a clases, por la instalación de campos minados y por temor a quedar en medio del fuego cruzado", dijo Rojas.

En otras noticiasFleteros hurtaron argolla de matrimonio y terminaron accidentados

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido