Cargando contenido

Foto: RCN Radio





El presidente de la junta de acción comunal del barrio Sevilla en Cúcuta, Manuel Contreras, aseguró nuevas manifestaciones y vías de hecho por parte de los habitantes de esa comunidad si las autoridades no desalojan un grupo de al menos 600 venezolanos que desde hace varios meses, se tomaron un sector de ese popular barrio en cercanía de la zona de frontera con el vecino país.

En entrevista con RCN Radio, el líder comunal indicó que ese grupo de migrantes ha utilizado la zona para improvisar viviendas, además de la venta de estupefacientes y todo tipo de actos delincuenciales, atentando contras los mismos habitantes de esa comunidad.

"Entendemos que hay gente buena en el parque y el polideportivo, pero también hay gente dañada que atraca a los ciudadanos que pasaban por ahí y les sacaban cuchillo", dijo.

(Lea también: Venezolanos fueron atacados con bombas incendiarias en Cúcuta)


Indicó que "Ante esta situación en donde hasta drogan han resultado vendiendo, pues un grupo de muchachos se reunió para tirarles botellas con gasolina... por fortuna estaban las autoridades y no pasó nada grave... hemos hablado con los padres de familia y les hemos dicho que esa no es la forma de hacer las cosas a pesar de estar cansados de estas situación".

[imagewp:446040] Foto: RCN Radio

El líder comunal precisó que esa población es muy agresiva y que a pesar de que en varias oportunidades han intentado dialogar con ellos, siempre han resultado amenazados.

"Yo no puedo entrar y creo que casi nadie puede entrar allá porque son muy agresivos y se la pasan amenazando a la gente con machetes, cuchillos y hasta palos... incluso han atentado contras la autoridades y a ellos también los han atacado", señaló.

En ese mismo sentido, agregó que "ellos tienen cocinas al aire libre y en las noches les traen comida en camionetas... la preocupación de nosotros es que en ese lugar en el día se maneja la venta y el consumo de droga".

Ante esta situación, los habitantes del sector anunciaron nuevas protestas y bloqueos de las calles de la ciudad si las autoridades no desalojan a ese grupo de venezolanos, tras evidenciar esos nuevos brotes de inseguridad que estaría ocasionando esa población que invadió el barrio desde hace más de seis meses.

"Su ellos no se retiran volveremos mañana mismo a hacer una toma del barrio porque ya estamos cansados, pero confiamos en que hoy trabajen las autoridades y todas las entidades como la Policía y el Bienestar Familiar para llegar a un acuerdo y que ellos despejen el polideportivo", puntualizó.