Foto Archivo

Obispos y sacerdotes de la región, consideran importante un acercamiento entre la guerrilla del Eln y Gobierno Nacional, pero consideran que las últimas acciones violentas afectan directamente es a la comunidad. El Obispo de Cúcuta Monseñor Víctor Ochoa dijo a RCN “un llamado al Eln para que realmente entre en un proceso de paz, y no sigan atentando contra la naturaleza, ni contra la misma comunidad”. Mientras que el obispo de Ocaña Ángel Villavahos dijo a RCN “yo creo que estas estrategias, estos métodos terroristas, no deben ser aplaudidos por nadie, hay que dar muestras que realmente hay voluntad de paz, no solamente cuando llega la tregua, en cada instante de la vida”. Los representantes de la iglesia católica de Ocaña, coinciden en señalar que su provincia es una de las zonas más golpeadas por la presencia de este grupo armado,  por secuestros, extorsiones y atentados contra el sector petrolero, originando serias dificultades en materia de seguridad y económica. El jerarca de la iglesia católica de Ocaña dijo a RCN “mañana hay una reunión importante en Bogotá en donde se analizará esta problemática con varios sacerdotes y obispos de Norte de Santander y Arauca, las regiones más afectadas por el Eln”