Autoridades incautaron más de 600 kilos de pescado de diferentes especies en estado de descomposición. Mediante un operativo desarrollado en los alrededores de la Central de Abastos de Bucaramanga se logró incautar 600 kilos de pescado en estado de descomposición que iba a ser comercializado en el área metropolitana. El coronel Raúl Pico, subcomandante de la Policía Metropolitana, señaló que esta cantidad de pescado está avaluada en $7.200.000, y provenía del municipio de Saravena Arauca. Estos operativo se seguirán adelantando de manera constante para controlar el comercio de estas especies, recordando también a la ciudadanía en general, que está prohibido el tráfico, comercialización, beneficio y explotación de este producto pesquero, en lugares que no cumplan con las condiciones mínimas para su conservación y posterior comercialización.