Los Cuerpos de Bomberos de los municipios de Curití y Pinchote en el departamento de Santander, arribaron hasta la vereda Palo Blanco para controlar un incendio forestal que consumió más de dos hectáreas de vegetación y que habría sido provocado por el propietario del predio con una quema controlada.

José Villalba, comandante de Bomberos Curití, indicó que apagar las llamas tardó más de 8 horas consecutivas y señaló que descartan que las altas temperaturas hayan ocasionado el incendio forestal.

"En este predio llevamos 5 años consecutivos atendiendo emergencias, creemos que se generan por parte del propietario del terreno con quemas controladas, por eso le hacemos un llamado de atención a las autoridades para que tomen cartas en el asunto porque no es normal". 

Explicó que ante el difícil acceso al terreno en donde se presentó el incendio forestal tuvieron que pedir el apoyo del Cuerpo de Bomberos de Pinchote para controlar la emergencia que consumió más de dos hectáreas.

En Santander se han afectado más de 58 hectáreas de terreno por los incendios forestales que se generan por las altas temperaturas en la temporada de sequía y por quemas controladas.