Cargando contenido

Ecopetrol activó plan de contingencia ante un posible desabastecimiento de gas.

Comunidad Uwa
Foto de cortesía

En la vereda Cedeño, jurisdicción de Gibraltar del municipio de Toledo (Norte de Santander), aproximadamente 50 indígenas de la comunidad Uwa impiden el ingreso y salida del personal  de Ecopetrol a la planta de gas, en apoyo a la protesta que se realiza en el departamento del Cauca.

El bloqueo a las operaciones a esta planta de gas podría afectar el suministro de este servicio a la comunidad de Santander, Norte de Santander y Antioquia, mientras que Ecopetrol aspira a que se permita la movilización de su personal durante los cambios de turno sin problemas de orden público.

Unturo Último, líder de la comunidad indígena Uwa, aseguró que “estamos concentrados en la entrada de la planta de gas, en apoyo a la minga nacional, vamos a permanecer en este lugar hasta que exista una respuesta oportuna por parte del Gobierno Nacional, con nuestros compañeros del Cauca”.

Le puede interesar: Organizaciones campesinas que hacen parte de la minga empezaron a concentrarse en vías del sur de Cauca.

En diálogo con RCN Radio, el líder indígena señaló que no se permitirá el ingreso y salida de personal de Ecopetrol y que "nuestra protesta es pacífica, hasta el momento no se tiene previsto apagar la planta”. 

Por su parte, Ecopetrol dijo que hasta el momento no hay afectación en la producción de los 38 millones de pies cúbicos diarios para surtir gas domiciliario a 500.000 usuarios de los departamentos de Norte de Santander, Santander, parte de Antioquia y la refinería de Barrancabermeja.

Le puede interesar: El próximo 29 de abril el Gobierno se volverá a reunir con los nativos.

Marlon Ortega, inspector de Policía, dijo que “los líderes indígenas han indicado que nunca se les ha cumplido lo anunciado por parte del Gobierno Nacional y que buscan a través de esta protesta presionar a las autoridades competentes”.

El oficial precisó que en el año 2016 se registró una situación similar cuando 16 trabajadores de Ecopetrol fueron retenidos por un grupo de indígenas y originaron un apagón que duró 36 días  y que conllevó a una escasez de gas en Cúcuta, Villa del Rosario, Bucaramanga y otros municipios de Santander. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido