El animal sacrificado fue hallado por la comunidad del barrio Bucarica en Floridablanca y reposaba atado a un poste de luz con un alambre de puas, con un papel dentro de su pico, un cigarrillo en sus garras y una cajetilla de fósforos. Las autoridades visitaron el lugar para verificar el hallazgo del águila migratoria y corroborar el caso de maltrato animal que ha generado indignación y rechazo en la comunidad. El ave había huido de Estados Unidos por la corriente de frío para refugiarse en Colombia en busca de comida mientras retornaba a su lugar de origen. Entidades ambientales como la CDMB, el Área Metropolitana de Bucaramanga y la Policía Ambiental están tras la búsqueda de los responsables del aberrante hecho que involucró a un gavilán. "Se ha visitado el lugar, se hizo la verificación y se buscaron las cámara de seguridad pero lamentablemente el sector no cuenta con ese recurso tecnológico, por eso se tomaron testimonios de la comunidad y varias informaciones para hacer seguimiento al caso", dio a conocer la Policía Metropolitana de Bucaramanga. Por su parte, Héctor Mantilla, alcalde de Floridablanca, lamentó que el hecho que atenta contra la fauna y flora hubiera ocurrido en su localidad. "Lamentable que esto suceda en nuestro territorio. Ciudadanos a cuidar nuestra fauna doméstica, silvestre y exótica, eso dice mucho de cómo cuidamos nuestros recursos naturales. Necesitamos más educación ambiental", indicó el mandatario en su cuenta de Twitter. La entidad ambiental CDMB hizo un llamado a los ciudadanos a cuidar y proteger las especies que viven en el área metropolitana de Bucaramanga y no atentar contra sus vidas. "Kilómetros recorridos para encontrar la muerte de una manera despiadada. ¡Momento de parar! cuidemos la fauna. Rechazo total a estos actos de soberbia con indefensos".