Cargando contenido

Los familiares pasearon a la víctima, dentro del féretro, por las instalaciones del centro médico.

El hecho sorprendió en la provincia de Buenos Aires.
El hecho sorprendió en la provincia de Buenos Aires.
Cortesía

Cargando el ataúd en cuyo interior reposaba el cadáver de una mujer, que al parecer fue víctima de una negligencia médica, familiares de la difunta ingresaron hasta la sala de urgencias del Hospital Local del municipio de Puerto Wilches (Santander), para protestar por la mala atención que habría recibido la paciente. 

La inusual protesta fue protagonizada por los familiares y allegados de la víctima, que ingresó al centro médico por un dolor de cabeza y al parecer murió esperando un diagnóstico mayor. 

Lea además: Vendaval generó varias emergencias en Sabana de Torres (Santander)

"Yo la traje el lunes y el médico nos dijo que estaba dopada, el martes le volvió el dolor de cabeza y murió por muerte cerebral, ¡por favor! hagamos algo para que este hospital no siga así, no podemos quedarnos callados", grita en un vídeo el familiar de la víctima, mientras sostiene el ataúd. 

Sobre el hecho, el secretario de Salud de Santander, Luis Alejandro Rivero, aseguró que la mujer ingresó dos veces al área de urgencias en donde recibió atención médica pero, debido a la complicación en su salud, fue remitida al hospital en Barrancabermeja en donde murió. 

"Ingresa una paciente de urgencia, está en observación por 12 horas, sale por recomendación médica, se le da manejo por parte del hospital de Puerto Wilches y sale con signos vitales. Al siguiente día, ingresa a urgencias con signos vitales bajos, ya venía inconsciente, por lo que fue remitida al Hospital de Barrancabermeja en donde es diagnosticada con un aneurisma y muerte cerebral", explicó el funcionario departamental. 

Le puede interesar: Una persona murió tras caer de tribuna de estadio de Bucaramanga

Por su parte, las directivas del Hospital Edmundo Germán Arias del municipio de Puerto Wilches, manifestaron su preocupación por la seguridad del centro médico, después de que varias personas interrumpieran el servicio del área de urgencias para protestar por una presunta negligencia médica. 

"En este momento estamos un poco asustados por la inseguridad que hubo, porque no sabemos qué pueda pasar, lo que hubo fue un intento de asonada", dijo Diana Arias, gerente del hospital. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido