Gestión de riesgo del departamento lanzó la alerta de prevención a la comunidad para que estén pendientes de las posibles lluvias en la región.



30 municipios de Santander están bajo alerta naranja y amarilla ante el incremento en el nivel de los ríos  Lebrija, Suarez, Chicamocha, Fonce, Carare y Opón por lo que se mantiene la prevención en las localidades aledañas a los afluentes.

Ramón Ramírez, director de Gestión de riesgo departamental, indicó que éstos caudales están por debajo de la cota de desbordamiento y por ahora, las autoridades trabajan en las restricciones viales que hay por remociones en masa.

"Esperamos que los santandereanos se preparen para las lluvias que se avecinan, ya hemos conversado con las diferentes autoridades para darle solución a la restricción de vías por las tierras que caen a carreteras;  en el mes de marzo comenzaría la nueva temporada las lluvias, pero vamos a tener lluvias más seguido desde el final de enero", dijo el Director de Gestión de Riesgo.

Aclaró que hasta el momento no hay municipios en alerta por incendios forestales y agregó que febrero será un mes de temporada seca, sin embargo el fenómeno de la niña podría  generar variabilidad de clima.