901 personas adelantan el trabajo de limpieza, en todo el cauce del Caño Muerto

Daño en Pozo La Lizama 158
La emergencia ambiental tiene en máxima alerta a las autoridades locales.
Foto tomada de @ECOPETROL_SA

Ecopetrol confirmó que culminó la primera fase de recuperación del ecosistema aledaño al pozo La Lizama 158 el cual presentó un grave vertimiento de crudo que generó contaminación ambiental.

Fueron en total 550 barriles de crudo los que cayeron a las fuentes hídricas y pastos, los cuales ya fueron contenidos y recolectados en toda la zona de influencia, afirmó Rafael Espinosa, vicepresidente de Transporte de la estatal petrolera.

Al culminar esa fase, explicó, ahora viene una segunda etapa que consiste en limpiar manualmente todo el cauce del Caño Muerto y la quebrada La Lizama, trabajo que se adelanta con cerca de 901 personas.

“En este momento se están identificando los sitios que todavía presentan trazas de crudo, para realizar una limpieza piedra a piedra y planta por planta, para dejar el cauce como estaba inicialmente o mucho mejor”, agregó.

Son en total 901 personas las que fueron contratadas para realizar estas labores, de las cuales 603 son residentes y pescadores de la zona, quienes trabajan en la coordinación con los operarios y técnicos de Ecopetrol.

Al respecto, Serafín Rugeles, residente en el corregimiento La Fortuna, sostuvo que de esa forma se logran dos objetivos, el primero de ellos recuperar en forma rápida todo el ecosistema, y de paso se vincula mano de obra de la región.

“Nos explicaron que será un trabajo manual el que se viene, casi piedra a piedra y árbol por árbol, de modo que la limpieza sea total”, precisó.

Por su parte el Vicepresidente de Transporte indicó que al tiempo continuará el monitoreo y la intervención de las fuentes hídricas para controlar las iridiscencias (fenómeno óptico generado por mancha de aceites), que se puedan desprender de la capa vegetal.

Al tiempo se desarrollará una estrategia de restauración integral las zonas afectadas con el acompañamiento del Instituto Von Humboldt. 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido