Cargando contenido

El joven de la barra de Atlético Nacional perdió parte de su nariz y le amputaron sus manos.

Atlético Nacional podría nombrar a Pulo Autuori como nuevo director técnico
Hinchas de Atlético Nacional.
Colprensa

En un centro médico de Medellín permanece Jeison Andrés Yepes, un joven de 24 años que fue herido de gravedad cuando se desplazaba con un grupo de amigos a presenciar el encuentro entre Atlético Nacional y Cúcuta Deportivo. 

Según los integrantes de 'Los del Sur', el hincha del equipo verde fue atacado por seguidores de Bucaramanga con machetes y navajas en un sector de La Lizama en Santander.

El comandante de la Policía del Magdalena Medio, coronel Iván Calixto, sostuvo que “el grupo de hinchas del Nacional estaba haciendo una parada técnica y fue en ese momento cuando los aficionados del otro equipo los agredieron”. 

El oficial explicó que el conductor del vehículo inició la marcha, pero que Jeison Andrés Yepes no alcanzó a subirse “fue ahí donde le propinaron las heridas con machetes y navajas”.  

Desde su cuenta en Twitter, el concejal de Medellín, Bernardo Alejandro Guerra, denunció el hecho y aseguró que el joven “perdió parte de su nariz y le amputaron sus manos”.

Por su parte, el comandante de la Policía del Magdalena Medio, coronel Iván Calixto indicó que se adelantan las investigaciones para determinar las identidades de los responsables de este ataque. 

El enfrentamiento se suma a los daños propinados por un grupo de seguidores del Cúcuta al bus del Atlético Nacional antes de comenzar el encuentro deportivo.

El club 'verdolaga' se pronunció por medio de un comunicado rechazando los actos violentos en contra de sus jugadores.

En el texto, el equipo “rechaza de manera categórica los actos de violencia en el fútbol. El bus en el que se transportaba nuestro equipo profesional hacia el estadio General Santander fue atacado a piedras, una de ellas impactó y entró por una de las ventanas".

Asimismo, Nacional confirmó que ningún jugador resultó herido tras los actos de violencia. "Afortunadamente no causó heridas físicas a ninguna de las personas que viajaban, jugadores, cuerpo técnico y directivos. Este hecho es una alerta para seguir trabajando en combatir y erradicar los actos de violencia fuera y dentro de los estadios".

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido