Foto Archivo

Un menor de dos años de edad el cual estaba bajo el cuidado de una madre sustituta asignada por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar en Norte de Santander, fue encontrado por sus familiares con quemaduras de segundo grado en sus manos y la parte trasera de su cuerpo en el municipio de Tibú, Norte de Santander. El señor José Alberto Hernández, padre del menor, al momento de realizar una visita al lugar donde se encontraba su hijo, noto las heridas que presentaba en su cuerpo. "Cuando le pregunté a la señora por las heridas que presentaba mi hijo la única respuesta que encontré fue qué pena señor” expresó el señor Hernández. Además dijo "Espero que se tomen las acciones y las investigaciones para que se esclarezca esta situación; También que me digan qué pasó en realidad pues no me han dicho nada y me han tratado como si yo hubiera sido el causante de las quemaduras de mi hijo" Entre tanto, el ICBF expidió un comunicado, donde asegura que la Fiscalía ya se hizo cargo de la investigación y que el menor se encuentra en buenas condiciones de salud. Finalmente, el niño fue trasladado al hospital Erasmo Meoz de Cúcuta, donde fue intervenido quirúrgicamente por quemaduras de segundo grado en su mano y glúteo izquierdo, según informó el director de urgencias de la Institución médica.