Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Centroabastos
Las directivas del lugar oficializaron un comunicado de prensa.
Tomada de la web

Como Alexander Rodríguez, de 23 años de edad, fue identificado el hombre que murió de forma violenta, al parecer, por un vigilante de la Central de Abastos de Bucaramanga, en hechos que son materia de investigación por parte de las autoridades. 

Según la familia de la víctima, el joven fue sorprendido dentro de un camión en el que pretendía entrar a Centroabastos para ejercer su labor como cargador de bultos; sin embargo, no tenía el permiso para tal fin, por lo que fue requerido por los vigilantes del lugar.

Lea además: Pico y placa en Bucaramanga también aplica para los que tengan pico y cédula

Albeiro Bautista, padrastro del joven asesinado, manifestó que cuando el guardia de seguridad sorprendió a su hijo escondido dentro del camión procedió a agredirlo y después de un aparente acto de intolerancia y abuso de autoridad, le disparó y le causó la muerte inmediata. 

"Mi hijo trató de entrar en un camión porque no tenía el permiso, porque eso para sacar un permiso es complicado, pero necesitaba trabajar. Él iba con el hermano, al hermano le pegaron con un bolillo y después de eso el celador le dio un disparo, aunque trataron de ayudarlo y lo auxiliarlo, llevándolo a un hospital, él ya iba sin signos vitales. Eso fue un abuso lo que hicieron con él", dijo el familiar de la víctima. 

Sobre los hechos, la Central de Abastos de Bucaramanga emitió un comunicado en el que detalla que tanto el vigilante como lo ocurrido, hacen parte de un proceso de investigación.

Le puede interesar también: Daño en vía de Santander mantiene incomunicados a seis municipios

"Como entidad, lamentamos profundamente estos hechos y el deceso. Manifestamos que estos hechos actualmente son materia de investigación por parte de las autoridades competentes para lograr el esclarecimiento de las circunstancia de tiempo, modo y lugar, así como las otras particularidades que pudieron haber desencadenado el desafortunado hecho", explicó el lugar. 

Pese a que la familia de la víctima aceptó que el hombre trató de ingresar a la Central de Abastos sin el permiso requerido para cumplir su labor como cargador de bultos, aseguran que este no fue un motivo de peso para que hubieran acabado con la vida del hombre de 23 años de edad. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.