Cargando contenido

Los subintendentes Omar Cristóbal Archila y Arbey Alfonso Ratiga fueron asesinados mientras realizaban labores de registro en esta región.

El ELN dejó varias banderas en los puntos de bloqueo
Cortesía Conductores

Las autoridades investigan si el Eln sería el responsable del asesinato de dos uniformados, adscritos a la seccional de Tránsito de la Policía de Norte de Santander,  en el corregimiento de la Ermita, en la vía que comunica los municipios de Ocaña y Ábrego.

El Coronel Fabián Ospina, comandante de la Policía de Norte de Santander aseguró que en la zona se está realizando un control riguroso para dar con el paradero de los responsables de esta acción criminal.

“Los uniformados se encontraban en un patrullaje en la vía Cúcuta-Ábrego donde fueron emboscados y asesinados nuestros dos policiales; estamos avanzando en las investigaciones con las autoridades de la Policía para dar con los responsables de estos dos asesinatos” expresó el oficial.

Le puede interesar: El Estado no llegó a tiempo a zonas donde aún se vive el conflicto: CICR 

Entre tanto, el Secretario de Gobierno del municipio de Ocaña Juan Pablo Bacca, señaló que lamentan estos hechos que enlutan a los familiares de estos uniformados.

Los fallecidos son Omar Cristóbal Archila y Arbey Alfonso Ratiga, quienes fueron atacados con ráfagas de fusil en un área rural de la región. 

“La policía ha venido trabajando en la zona por ello queremos manifestar que vamos a continuar con este tipo de operativos, donde se toman medidas de seguridad, a pesar de las dificultes que se han registrado”, indicó el oficial.  

Lea además: Más de $200 mil millones ha perdido el sector petrolero por atentados terroristas 

“Vamos a continuar con nuestra labor misional de garantizar el orden público en la región de Ocaña, no nos vamos a dejar intimidar por estas personas que están realizando este tipo de acciones que atentan contra la población”, afirmó.  

El subintendente Archila Briceño era natural del municipio de San Diego, departamento del Cesar y llevaba 17 años en la institución.

Por su parte, el subintendente Alfonso Rativa era oriundo de la ciudad de Bogotá y había ingresado a la Institución hacía 10 años. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido