Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Otros tres hombres ya están en la cárcel por este crimen.
Foto archivo

Asombrados, así se encuentran los habitantes de la carrera 22 con calle 39 en la ciudad de Bucaramanga, luego de que algunos vecinos e inclusive un habitante de calle alertaran a la Policía sobre el cuerpo de una mujer, que se encontraba botado dentro de una maleta en un basurero. 

No obstante, los testigos que pudieron observar este aterrador acontecimiento, pudieron describir las facciones de la persona que había ejecutado el crimen, algo que pudieron corroborar con las cámaras de seguridad del sector.  

Lea también: Exigen liberación de ingeniero secuestrado en Norte de Santander

Desde entonces, la Policía inició las labores investigativas para dar claridad a los hechos que dejó como víctima a Julieth Álvarez Mejía de 22 años de edad, quien se desempeñaba en prestar servicios sexuales, algo que coincidió con unas de las pruebas, que mostraba que la fémina no tenía ninguna relación con este sujeto.  

Entre tanto, las pistas arrojaron que Edwin Yesid Medina Ardila, un exagente de la Policía de 33 años, sería el apuntado a realizar este atroz hecho, ejecutado en su apartamento, luego de haber adquirido los servicios que prestaba su Julieth.  

Luego de darse su captura, el hombre confesó que tras haber hecho la citación para que pudieran tener un encuentro de intimidad, en efecto no tenía ninguna afinidad y que ese día era la primera vez que se habían visto.

Lea también: Campesino resultó herido con mina antipersonal en zona rural de Cúcuta

Así mismo, se fue esclareciendo la situación, donde este hombre al ver que no tenía dinero para pagar la cita sexual decidió asfixiar a la joven, y al darse cuenta que ya se encontraba sin signos vitales, acudió a un conocido para que le ayudara a deshacerse del cuerpo, que momentos después fue cubierto con una sábana y metido dentro de la maleta.  

Luego de aceptar los cargos del crimen, Edwin Medina fue recluido en una penitenciaria y deberá pagar por los delitos de destrucción de material probatorio y homicidio agravado. 

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.