Cargando contenido

Los hechos se registraron en la vereda Totumito Carboneras, en límites entre Tibú y Cúcuta, en zona fronteriza.

Nancy Patricia Gutiérrez
Nancy Patricia Gutiérrez, ministra del Interior.
Foto: Colprensa

A través de un comunicado, la Consejería Presidencial para los Derechos Humanos y Asuntos Internacionales rechazó y condenó la masacre que se registró en la vereda Totumito, corregimiento Agua Clara, en el municipio de Tibú, Norte de Santander. 

“Lo anterior se dio en un contexto de violencia generada por grupos armados al margen de la ley, que se disputan el control territorial de la zona", dijo la consejera Nancy Patricia Gutiérrez.

También manifestó que, “actos como estos son repudiables desde todo punto de vista, pues constituyen una clara violación a los derechos humanos de nuestra población. Esta Consejería manifiesta su solidaridad con las familias de las víctimas”.

Lea también: La OEA condena la masacre de ocho personas en Tibú, Norte de Santander

En ese sentido, la Consejería indicó que realiza un constante seguimiento y monitoreo a estas situaciones que,  “buscan evitar que se produzcan más hechos de esta naturaleza y que conlleven a la garantía de los derechos de toda la población civil”. 

De igual forma reveló que continúa en,  “la ardua labor de fortalecer la promoción y protección de los derechos humanos en todo el territorio nacional. Las voces de los colombianos no serán silenciadas por el actuar de quienes quieren atentar contra la democracia y los derechos fundamentales de todos nosotros”.

Gutiérrez, instó a la Fiscalía General de la Nación a darle celeridad a las investigaciones para ubicar y procesar a los responsables lo antes posible.

Le puede interesar: Menor indígena fue hallada sin vida y con signos de tortura en Putumayo

En las últimas horas, la Organización de Estados Americanos (OEA), condenó este domingo la masacre ocurrida en la vereda Totumito Carboneras, en límites entre los municipios de Tibú y Cúcuta, en zona fronteriza.

De acuerdo con autoridades locales, un grupo armado ilegal asesinó a ocho personas, y generó el desplazamiento forzado de cientos de habitantes de la población, organizaciones campesinas atribuyen la masacre al grupo criminal conocido como Los Rastrojos. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido