El comercio en el Estado Tàchira se declaro en emergencia social total y a la espera de una hora cero para comenzar una serie de acciones pacificas con el fin  exigir el apoyo del gobierno venezolano tras el cierre de la frontera.

Este 19 de enero se completan  cinco meses del cierre de los puentes fronterizos situación que tiene paralizada toda la producción,  afirmo la presidenta de la Cámara de Comercio de San Antonio Isabel Castillo.

Así mismo se denunció  maltratos, abusos y humillaciones no solamente para el sector productivo y comercial, sino de todos los que hacen vida activa en esta frontera por parte de la Guardia venezolana.

En la presente semana se efectuaron varias reuniones entre empresarios y dirigentes políticos del Estado fronterizo donde se señaló  que urge revisar el control cambiario, la Ley de Precios Justos, la Ley del Trabajo; es necesaria la repatriación de capitales, rescatar la autonomía del Banco Central de Venezuela, respetar y garantizar la propiedad privada y la seguridad jurídica, pues Venezuela se ha convertido en un país riesgoso para la inversión, según los entendidos en el tema.