Cargando contenido

Foto: Nelson Cipagauta / RCN Radio.



El alcalde de Floridablanca, Héctor Mantilla, señaló que si el Municipio rompe unilateralmente el contrato de las fotomultas, debería asumir el pago de por lo menos 159 mil millones de pesos, recursos proyectados para recaudar en 15 años.

Por eso, explicó, se apeló la decisión de un juez que redujo la concesión de 15 a 5 años, porque de hacerse, la Alcaldía debería entrar a conciliar esa cifra o un poco menos.

Esa fue una de las conclusiones del Foro Rendición de Cuentas adelantado por el mandatario, con la presencia de personas afectadas por el cobro abusivo en los comparendos.

“Es por esa razón que fue necesario apelar la decisión, porque si bien se planteaba una reducción a cinco años de la concesión, había que hacer una alta erogación de dinero que equivale a ocho veces el presupuesto de la Dirección de Tránsito porque a la empresa Infracciones Electrónicas (IEF) se le proyectó un recaudo de $159 mil millones por los quince años de vigencia del contrato, cifra con la que no se cuenta”, explicó.

El Alcalde además responsabilizó al mandatario de la época, Jaime Flórez y al director de Tránsito, Luis Eduardo Rodríguez, del lío que tiene ahora el municipio con estos cobros electrónicos.

En medio de la rendición de cuentas, el mandatario destacó una investigación disciplinaria a tres alféreces por no acatar lo estipulado en el acompañamiento del vehículo de las fotomultas y la certificación de los comparendos.

En el recinto aparecieron personas que han sido sancionadas, según ellos, en forma injusta. Édgar Pedraza, uno de los afectados, indicó que “es bueno lo que está haciendo el alcalde, porque nosotros estamos prácticamente condenados con estos cobros abusivos”.

El mandatario enfatizó que las gestiones se están haciendo y la comunidad tiene herramientas para poder revocar las sanciones, “por eso el año pasado quedaron sin efecto 21 mil 500 comparendos”.