Al envío de coronas fúnebres, llamadas intimidantes y mensajes que amenazan la vida del alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, estarían recurriendo las personas que están inconformes con las denuncias sobre casos de corrupción que el mandatario ha dado a conocer a la opinión pública y a la Fiscalía. El representante de los bumangueses aseguró que en varias oportunidades ha sido víctima de las intimidaciones de las que tildó como responsable a la mafia poliquera. "Estar aquí no es fácil, es una mafia que amenaza, me manda coronas a la casa con flores negras, me hacen llamadas diciéndome que me van a matar y me cuelgan. Esos cobardes que no dan la cara no matan nada".  Sobre nombres puntuales de quiénes estarían participando en las amenazas de muerte, el mandatario aseguró que prefería indicar que pertenecen a los politiqueros. "Para qué me preguntan lo que conocen, usted los conoce son aquellos que están ricos y no han trabajado nada, son ellos los que están ricos y nunca han trabajado".  El mandantario de los bumnagueses aseguró que a la Fiscalía General de la Nación ha llevado 72 denuncias sobre casos de corrupción que se presentaron antes de recibir su administración y durante el curso de su cargo.