Las declaraciones las entregó Rodolfo Hernández, alcalde de Bucaramanga, una vez se conocieron las posibles irregularidades y favorecimientos que el contrato de las basuras le haría a su hijo Luis Carlos Hernández. El mandatario aseguró que en varias ocasiones la corrupción y la politiquería ha tocado la puerta de su administración para trabajar de su mano, pero indicó que no cederá a las peticiones de aquellas personas. "Es una lástima que la politiquería penetró a mi familia, me tocaron el timbre de mi casa. Quiero notificarle a toda esa corrupción que quiere arrodillarme que no les voy a ceder, me voy a poner más duro contra los hechos que van en contra del patrimonio público", explicó Hernández. El burgomaestre pidió disculpas por los errores que durante su administración se han cometido en Bucaramanga "solamente los que no hacen nada o están muertos no se equivocan, pero trataremos de minimizar los impactos de la equivocación porque todo eso se hace con plata de la ciudadanía, mil excusas por eso".  Al mandatario se le cuestiona por un documento privado que circuló y que pondría en evidencia una comisión que se habría pactado en el contrato de las nuevas tecnologías en El Carrasco para favorecer a uno de sus hijos.