Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Largas filas en estaciones de servicio de Cúcuta y área metropolitana
Olga Lucia Cotamo RCN Radio

Los conductores deben esperar entre 4 y 5 horas haciendo fila cerca a las bombas de gasolina, ante la fuerte demanda que se viene presentando desde hace tres semanas en la frontera de Colombia con Venezuela.

Propietarios de vehículos y motos se ven obligados a pasar la noche haciendo fila, cerca de las estaciones de servicio para la compra de gasolina.

De acuerdo a la resolución 4-04072 expedida por el Ministerio de Minas y Energía, el 27 de mayo del 2019 se envía un anticipo del cupo que corresponde al mes de junio que es de 4.531 galones a cada estación de servicio.

Lea tambiénLa decisión se tomó ante el posible desabastecimiento de combustible en Cúcuta y su área metropolitana

En las 150 estaciones de servicio que tiene Norte de Santander ya se les agotó el cupo, pero el Ministerio de Minas y Energía envió un anticipo que corresponde al mes de junio de 4.531 galones a cada bomba de gasolina.

Los propietarios de las estaciones de servicio consideran que esta cantidad no es suficiente, ante la alta demanda que se viene registrando; esto solamente alcanzaría para dos días.

Carla Martìnez, docente de Cúcuta, cuestionó a RCN Radio: “¿en dónde está el plan de contingencia anunciado por el Ministerio de Minas?, estoy en la vía que comunica Cúcuta con Pamplona para evitar largas filas en la ciudad, pero la sorpresa es que llevo cuatro horas y nada que logro comprar combustible”.

RCN Radio conoció que de las 37 bombas de gasolina que tiene Cúcuta y su área metropolitana, solamente tienen combustible 27; las 10 restantes fueron cerradas en las últimas horas.

Le puede interesarEn menos de diez días se han presentado cuatro acciones violentas en la zona del Catatumbo.

Por su parte María Eugenia Martínez, representante de Fendipetróleos, dijo a que “es preocupante que el Gobierno Nacional desconozca la realidad, no tenemos combustible suficiente, por eso esperamos una reunión con el gobernador y funcionarios del Misterio de Minas que permita atender esta emergencia”.

Las autoridades reconocen que la fuerte demanda se registra por el desabastecimiento de combustible en Venezuela. El coronel José Luis Palomino, comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta, dijo que “ya se empezaron a realizar los controles respectivos con el objetivo de evitar el acaparamiento por parte de los pimpineros, quienes revenden la gasolina en las calles de Cúcuta a 25 mil pesos el galón, cuando el precio en la bomba es de 7.257 pesos”.

Igualmente, el coronel dijo que se presume que esta gasolina es trasladada por las trochas a Venezuela, ante la escasez que se presenta allí desde hace varios meses y a esto se suma el control que realiza la Policía Fiscal Aduanera.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.