Cargando contenido

La situación del racionamiento del agua obliga a que se suministre líquido a los cinco mil habitantes del casco urbano en tan solo 40 horas a la semana.

Consecuencia de la sequía que se registra en el departamento, el municipio de Lebrija afronta la crisis del racionamiento de agua.

La situación del racionamiento del agua obliga a que se suministre líquido a los cinco mil habitantes del casco urbano en tan solo 40 horas a la semana para afrontar la temporada que se presenta en esta localidad.

Los más perjudicados con esta situación son los habitantes, Javier Atuesta indicó que "se está afrontando un drama entre la población, somos una despensa agrícola en Santander y dependemos de la cuenca La Angula y con este verano que por ejemplo en el último mes se han venido secando todas las quebradas, y  la Angula ha bajado su nivel muy rápido 1.50 y cuando llegue a 3 metros con 50 del nivel bajo el casco se quedará finalmente sin agua".

Las autoridades recomendaron a la comunidad ahorrar agua y adoptar medidas de provisión del líquido para cuando se registren altos niveles de temperatura en la población.

Fuente
Temas

Encuentre más contenidos

Fin del contenido