Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

lideres sociales
Cortesía: Colprensa.

Con temor a ser asesinados por adelantar sus actividades en defensa de nobles causas, viven algunos líderes sociales, campesinos y políticos del departamento de Santander quienes, en varias oportunidades, han recibido amenazas de muerte.

El miedo incrementó después del asesinato de la líder política y ambiental, Yamile Guerra, quien recibió varios impactos de bala, al interior de su finca en Floridablanca, Santander, al parecer por tratar de oponerse a la invasión de terrenos.

Lea ademásComunidad Lgbti rechaza publicación que señala que "el homosexualismo disparó el sida"

Álvaro Torres, presidente de la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos y Líderes indicó que, en ocasiones, quienes denuncian ser víctimas de intimidaciones, no reciben la protección necesaria para evitar ser asesinados.

“La situación en Santander es crítica. Mire lo que pasó con Yamile Guerra, había denunciado amenazas por el litigio de tierras y aún así la mataron, eso prende las alarmas para todos los que se atreven a defender causas en Santander y el país”, dijo el líder social Álvaro Torres.

Le puede interesar: Ofrecen $20 millones para ubicar asesinos de la abogada Yamile Guerra

Pese a que las autoridades departamentales aseguran que la mayoría de amenazas de muerte son provenientes de centros penitenciarios, los líderes sociales intimidados dicen que no es así y que siguen temiendo por sus vidas.

“Lo que pasa es que los secretarios de gobierno y funcionarios públicos hablan desde un escritorio, por eso no es relevante que denunciemos, y eso significa que todos siguen corriendo riesgo", explicó Torres.

En el departamento de Santander, un total de 20 líderes sociales han sido amenazados de muerte en lo corrido del año, dos de ellos abandonaron sus viviendas por temor a ser asesinados, como se les advirtió con panfletos y llamadas telefónicas.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.