Pese a que la maquinaria realiza trabajos para despejar la vía San Vicente de Chucurí – Bucaramanga que permanece cerrada por una falla geológica y algunos derrumbes, la situación en la zona y en las vías alternas que permiten la movilidad de los ciudadanos es crítica.

Omar Acevedo, alcalde de San Vicente de Chucurí, aseguró que las lluvias han dificultado las labores de despeje y que los caminos aledaños también presentan afectaciones por deslizamientos de tierra.

"Veníamos avanzando muy bien pero de unos días para acá la lluvia nos ha dificultado el trabajo aún cuando tenemos maquinaria trabajando en la zona. Nos ha tocado frenar un poco las labores porque se han presentado algunos derrumbes y el agua que cae con los aguaceros pues nos ha impedido seguir la marcha para habilitar la vía". 

Sobre la vía Canta Rana, una de las alternas para comunicar el municipio con otros sectores del departamento, el mandatario indicó que presenta complicaciones por algunos deslizamientos de tierra que dificultan el tránsito de vehículos y cacao.

"Sobre el fin de semana se presentaron en esa vía varios derrumbes y eso ha dificultado el paso. Los ciudadanos y quienes tienen que sacar el cacao son los más afectados porque ya van varios días y semanas desde el cierre de la vía y aún no hemos podido despejarla". 

La única opción que las autoridades tienen para continuar reparando la vía y avanzando en el despeje de la misma es que las lluvias disminuyan para que puedan trabajar arduamente y volver a contar con el corredor vial San Vicente de Chucurí – Bucaramanga.