Villegas se refirió a los acuerdos en temas de justicia logrados en Cuba. Foto: suministrada / RCN La Radio.

En Bucaramanga el ministro de Defensa Nacional, Luis Carlos Villegas, hizo varios comentarios y reflexiones sobre los históricos acuerdos en materia de justicia transicional logrados en la mesa de negociación de La Habana (Cuba), entre la delegación de paz del Gobierno nacional y la guerrilla de las Farc. Ante un auditorio conformado por Altos Mandos de la Fuerza Pública, autoridades locales y regionales de Santander, Norte de Santander, Cesar, Bolívar, Arauca y del Área Metropolitana de Bucaramanga, el ministro de Defensa aseguró que para entender lo logrado en las últimas horas en Cuba, se debe partir de que “la justicia es para acabar con las Farc y para fortalecer a nuestra Fuerza Pública”. Reiteró que lo registrado el miércoles anterior en la isla, “son hechos trascendentales para el país porque se fija un mapa de ruta para los próximos 180 días que nos conducirán a la paz, (…) a la solemnidad de firmar unos acuerdos e iniciar un proceso de reconciliación y tranquilidad en el territorio nacional”. Según Villegas, en La Habana se llegó a un acuerdo sobre los principios que deben orientar la justicia que se aplicará a quienes han participado en el conflicto. De igual manera señaló que “lo negociado en Cuba no toma por sorpresa a la Fuerza Pública porque llevan dos años trabajando en estos temas de justicia transicional y en mis tres meses en el Ministerio de Defensa hemos tenido decenas reuniones en las que hemos alimentado a los negociadores con nuestras preocupaciones, tesis y visiones, que quedaron plenamente reflejadas en esos principios hechos públicos por el Presidente Juan Manuel Santos y las Farc”. De acuerdo con el ministro Villegas estas herramientas le dan sostenibilidad y garantías al proceso de paz. “La guerrilla reconoce que debe haber una jurisdicción plena que no permita la impunidad para los actos más graves cometidos durante estos años de conflicto –sostuvo–, y que hay penas restrictivas de la libertad que serán las sanciones por la comisión de esos delitos, que habrá un sistema que permita la cosa juzgada, es decir, que quien entra al sistema saldrá con su situación judicial definida”. Recordó que en septiembre de 2012 cuando inició la mesa de negociación se pensaba que llevar a las Farc a la justicia iba a ser “prácticamente imposible”. Sostuvo que tampoco se pensaba –hace tres años– en la posibilidad de fijar plazos para terminar las negociaciones con esa guerrilla. Aseguró que quienes han pedido tener dos sistemas jurídicos para este proceso de paz, lo que están sugiriendo es la creación de mecanismos que perjudicarían a la Fuerza Pública, y que por esa razón lo acordado en Cuba tiene un mejor tratamiento sancionatorio para nuestros uniformados. “El blindaje jurídico futuro de nuestra Fuerza Pública depende de que este sistema esté colgado del final del conflicto, no como una cosa aparte que no tiene su origen en el conflicto”, concluyó.