Cargando contenido

Foto: Colprensa



Desde el mes de noviembre del año pasado, la Dirección de Tránsito de Bucaramanga viene adelantando una revisión técnica a taxímetros.

Tras esta revisión, los resultados evidenciaron que el 35% de los taxímetros se encuentran adulterados e incumplen con los parámetros establecidos por la ley, según el director de Tránsito de Bucaramanga, Germán Torres Prieto.

"Los vehículos fueron rechazados por la inconsistencia en la calibración de las unidades de tiempo y distancia y no tenían las medidas exactas, situación que demuestra que muchos taxis se encuentran con esta falencia", afirmó.

(Lea también: SIC expide reglamentación que mete en cintura a los taxímetros para evitar su adulteración)


El funcionario enfatizó que aumentarán los debidos controles a los taxímetros de los vehículos de servicio público que circulan en Bucaramanga y aclaró que quienes sigan presentando irregularidades deberán pagar una multa de 15 salarios mínimos legales vigentes, además de la inmovilización de su vehículo.

"La recomendación es que los vehículos tengan la calibración debida para evitar engañarse a ellos mismos y engañar a los usuarios", puntualizó.