Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Arma de fuego de ilustración
Los departamentos con el mayor número de vulneraciones fueron Antioquia, Valle del Cauca, Cauca, Nariño y Chocó.
Imagen de Marcus Trapp en Pixabay

Luego de 16 años y gracias a las pruebas presentadas por la Fiscalía General de la Nación, el Juzgado Tercero Penal del Circuito de Bucaramanga condenó a 27 años de prisión al médico anestesiólogo Hugo Castellanos Chalela, por su responsabilidad en la muerte de José Bernal Bohórquez, quien era su escolta personal.

Los hechos se registraron el 11 de agosto de 2005 en el sector conocido como Los Mangos, en Girón (Santander), cuando la víctima fue atacada por miembros de frente Fidel Castaño Gil de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), quienes estaban cumpliendo las órdenes del reconocido médico anestesiólogo.

Lea tambiénDesmantelado ‘megalaboratorio’ de droga en Sardinata (Norte de Santander)

“Ante las pruebas presentadas por un fiscal adscrito a la Dirección Seccional de Fiscalías de Santander, el Juzgado Tercero Penal del Circuito de Bucaramanga condenó a Hugo Castellanos Chalela a pagar una pena en prisión, por su responsabilidad en la muerte de José Bernal Bohórquez”, señaló el director seccional de Fiscalías de Santander, Oliden Riaño Acelas.

Cabe señalar que para la fecha en la cual se registró el asesinato del escolta de este médico, el frente Fidel Castaño Gil de las Autodefensas Unidas de Colombia tenía injerencia en la capital santandereana y su área metropolitana.

“La Fiscalía pudo determinar que el hoy condenado fue el determinador de dicho homicidio que posteriormente fue confesado por los autores materiales en el marco de la jurisdicción de la Ley de Justicia y Paz”, agregó.

Le puede interesar: Gobierno rechazó presuntos actos de abuso sexual contra deportistas en Santander

Hugo Castellanos Chalela, quien entonces se desempeñaba como directivo de una prestigiosa clínica del área metropolitana de Bucaramanga, también fue condenado a pagarle a la familia de la víctima la suma de $205 millones por los daños causados.

Además, este médico tiene dos investigaciones más en su contra también por el delito de homicidio, uno de esos contra una sindicalista clínica, y tras este fallo deberá cumplir la condena en un centro carcelario.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.