Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Barrio Transición 5
La vida de la menor estuvo en riesgo.
RCN Radio.

A una intervención quirúrgica que permitió lograr la extracción de una bala de un centímetro que se incrustó en su cabeza, fue sometida Zarid Torres, la menor de 5 años que recibió un disparo en medio de una balacera al norte de Bucaramanga.

La víctima, cuya hermana menor de tres años falleció en el mismo hecho de intolerancia, recibe atención médica en el Hospital Universitario de Santander en donde permanece en la sala de observación pediátrica.

Lea aquíNiña fue asesinada por un menor quien trató de matar a su propia tía

Javier Martínez, coordinador de urgencias del centro asistencial, indicó que del cráneo de la menor se extrajeron dos esquirlas y una bala.

“La cirugía fue un éxito y actualmente la niña se encuentra estable, ella en el posoperatorio está alerta, consciente, orientada y afortunadamente su condición clínica es no crítica y en avance”, dijo el galeno del HUS.

Una vez corrigieron la laceración cerebral que sufrió la víctima tras recibir un disparo en su cabeza, los médicos esperan que su evolución continúe siendo satisfactoria y pueda empezar a recibir orientación psicológica.

“Ella está fuera de peligro, está hablando, ya su recuperación está en avance y deberá ser intervenida psicológicamente para que su recuperación sea total en el sentido físico-médico y mental”, explicó Javier Martínez, coordinador de urgencias del Hospital Universitario de Santander.

Le puede interesarDepartamento de Santander, sacudido por un sismo

La menor de 5 años quedó gravemente herida mientras que su hermana menor de tres años murió a raíz de los impactos de bala perdida que propinó un adolescente de 17 años que trató de asesinar a su propia tía.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.