A través de investigación administrativa, el Ministerio del Trabajo sancionó a la Electrificadora de Santander (ESSA) por tercerización laboral con más de 250 trabajadores.

De acuerdo con el Ministerio, la empresa incurrió en la violación del artículo 63 de la ley 1429 de 2010 que está reglamentada por el Decreto 583 de 2016 (relacionado con la tercerización ilegal) "al contratar con otras empresas proveedores, labores propias de su actividad".

El monto de la sanción impuesta por el Ministerio a la Electrificadora de Santander (ESSA) asciende a la suma de $3.319.726.500 y a las 17 empresas contratistas, cada una por valor de $368.858.500.