Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

lapinzon

Basándose en las pruebas que aportó la Fiscalía General de la Nación, un juez de conocimiento condenó a 40 años de prisión a Lyda Marina Santos, la mujer que con una bebida achocolatada envenenó a sus tres hijos en Bucaramanga.

Este hecho, que cobró la vida de una menor de seis años, ocurrió en el barrio Quinta Estrella de la capital de Santander, donde la progenitora preparó una bebida a base de chocolate, combinada con raticida, para beberla en compañía de sus tres hijos.

La oportuna reacción de la hermana mayor, quien salió a pedir ayuda a los vecinos del sector, permitió que las autoridades arribaran hasta la vivienda para trasladar a la agresora y a sus tres hijos a un centro asistencial, donde a las pocas horas falleció uno de los tres, debido a las afectaciones del veneno.

Esta mujer fue enviada a la cárcel femenina Chimitá donde deberá pagar una condena de 40 años de prisión, por los delitos de homicidio agravado, en concurso homogéneo y sucesivo, en grado de tentativa.

Miguel Osma, padre de la menor que falleció y expareja de la mujer condenada hoy, aseguró que nunca entendió cuál fue la razón por la que ella atentó contra la vida de sus hijos.

“Aunque los dos niños se lograron salvar, la de seis añitos no resistió, se llevó a la clínica pero allí hubo demoras en la autorización para trasladarla a recibir la atención médica que requería, además de la complicación que su organismos presentaba porque fue veneno lo que ingirió”, dijo el exesposo de la mujer condenada. 

En su momento y con el material probatorio recopilado, la Policía capturó en la clínica a la acusada y un juez le dictó medida de aseguramiento intramural, desde entonces, la mujer de 29 años, permanece en la Cárcel de Mujeres de Chimitá, de Bucaramanga, donde ahora pagará su condena.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.