Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Mujeres de la zona rural
Mujeres de la zona rural
Foto de Archivo

En el día internacional de la mujer rural se conocieron graves denuncias de la Asociación de Mujeres del Catatumbo quienes expresaron su inconformismo ante los graves problemas que enfrentan en materia económica y social.

Carmen García líder social del corregimiento de La Gabarra zona rural de Tibú dijo a RCN Radio que "lamentablemente, no nos respetan, los distintos grupos armados nos amenazan constantemente porque no estamos de acuerdo con sus decisiones y lo peor reclutan a nuestros hijos menores de edad".

Le puede interesar: Ecopetrol ejecuta plan de contingencia por válvulas ilícitas en el Catatumbo

Así mismo, la señora García dijo que no tienen apoyo económico por parte del gobierno local y departamental que les permita la ejecución de sus proyectos productivos, siendo la gran mayoría de los habitantes de la zona mujeres cabeza de hogar.

"En la actualidad escuchamos el respeto de los derechos humanos, pero nosotras somos víctimas de la violencia y a esto se suma la poca oportunidad para adquirir una tierra, pese a nuestro trabajo en el campo y el gran número de hijos para sacar adelante", dijo la presidenta de la Asociación Mujeres Catatumberas.

No solamente esta problemática se registra en el Catatumbo, también se presenta en zona rural de Cúcuta y en otros municipios de Norte de Santander.

En varios corregimientos de Cúcuta se viene trabajando desde hace dos años con las mujeres de las distintas veredas, quienes han recibido apoyo de la Secretaría de Posconflicto y desde entonces han perfeccionado sus habilidades en contabilidad y manipulación de alimentos y ahora hacen conservas orgánicas como antipasto, mermeladas y pulpa de fruta.

Lea además: Fallo de tutela le prohíbe a Policía el uso de pistolas eléctricas en las protestas de Norte de Santander

Según la administración local, además de procesar los alimentos, las mujeres tienen los cultivos en huertas caseras, lo que hace que su trabajo sea más rentable, aunque por culpa de la pandemia varios de sus proyectos se han paralizado.

Muchas de estas mujeres, también revelaron que enfrentan dificultades con los bancos frente al pago de los préstamos adquiridos para crear su propia microempresa. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.