Foto Archivo

Anelfi Balaguera, director de la oficina de Gestión del Riesgo en Norte de Santander, señaló que el fuerte invierno en el municipio de La Esperanza y Mutiscua, ha ocasionado graves daños en las vías principales y ha generado la salida de varias familias por deslizamientos de tierra. Balaguera, manifestó que se está evaluando la posibilidad de hacer un apoyo humanitario de emergencia para socorrer a la población que se ha visto afectada, debido a la remoción de masas, que ha obligado a evacuar a estas personas, hacia varios albergues. "En La esperanza es complejo por las inundaciones que se presentaron luego de las lluvias, lo cual ha afectado hectáreas de cultivos; A eso se suma los deslizamientos de tierra en zona rural que ha obligado a salir a varias familias y estamos viendo la posibilidad de socorrer con un apoyo humanitario de emergencia" expresó el director de la Oficina de Gestión del Riesgo. Además indicó que "En Mutiscua se está presentando un deslizamiento bastante fuerte y en este momento estamos tratando de poder contener esa filtración de agua con acciones que permitirán contener la emergencia mientras pasa la temporada de lluvias" Asimismo, indicó que otros lugares como Teorama y Tibú donde las sequías se están presentando en este momento, se analizan las posibles afectaciones que se puedan originar.