Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Sacerdote
Sacerdote
Ingimage

Consternación y tristeza hay entre habitantes de Cúcuta, Norte de Santander, por el fallecimiento de monseñor Pedro Alejandrino Botello, un reconocido sacerdote que durante años prestó su servicio a la comunidad religiosa.

El padre fue muy conocido entre la comunidad católica por ser el único sacerdote autorizado en la capital de Norte de Santander para realizar exorcismos.

Le puede interesar: Acuerdo de Escazú: decenas de zapatos para recordar a líderes ambientales asesinados

El religioso falleció tras una lucha de varios días por recuperarse de las complicaciones derivadas de la covid-19.

Monseñor Botello fue confirmado con coronavirus el pasado 24 de mayo cuando, a través de una comunicación, la Arquidiócesis de Cúcuta, informó sobre el contagio en el sacerdote.

Días después su estado de salud se complicó por lo que tuvo que ser hospitalizado en una clínica de la ciudad, donde en las últimas horas falleció.

Lea además: En firme fallo fiscal por $1.146 millones contra exalcalde de Zipaquirá, Tulio Sánchez

Monseñor Pedro Alejandrino presidió las eucaristías durante varios años en la capilla La Virgen de Torcoroma.

Se conoció que días antes de agravarse su estado de salud, el padre envió un video a los devotos, agradeciendo por unas medicinas que le habían hecho llegar y por las constantes oraciones por su salud y recuperación. 

Fuente

LA FM

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.